Estás buscando maneras de lograr más, de trabajar más inteligentemente. Pero, ¿qué significa exactamente esta palabra para ti? Te pido que consideres conscientemente esta pregunta mientras continúas leyendo para descubrir una manera de lograr más trabajando de forma más eficiente.

Existen tres elementos clave que te ayudarán a asegurarte de que los cambios que estás efectuando para maximizar tu productividad tengan efectos duraderos: sustentabilidad, consistencia, y ritmo. Cómo aplicas estos conceptos a tu vida personal y profesional afecta directamente la cantidad de trabajo que lograrás completar.

Piensa en la siguiente pregunta por un momento: La forma en que trabajas, ¿funciona para ti? Mientras reflexionas, incluye entre los factores el tiempo que pasas trabajando, especialmente si muchas veces eres quien entra antes de horario a la oficina y el último que se va. ¿Eres uno de los que constantemente pospone las cosas? ¿O trabajas en algo hasta el último minuto antes del horario de presentación? Tus respuestas podrían mostrarte que necesitas cambiar algunos de tus hábitos para mejorar tu desempeño. Recuerda, trabajar más inteligentemente muchas veces significa tener más tiempo para tu desarrollo personal.

¿Qué Tipo De Carrera Estás Corriendo?

Hablemos acerca del primer elemento que te ayudará a trabajar de forma más inteligente: sustentabilidad. Estoy seguro que esta no es la primera vez que escuchas sobre este concepto, pero ahora tomaremos en cuenta su definición como la “habilidad de mantenerse a cierto ritmo o nivel”. Al asociar este concepto con tus hábitos laborales actuales, puede que te preguntes, “¿Por cuánto tiempo puedo seguir trabajando de esta manera?” Si sientes que la forma en que lo haces ahora es demasiado extenuante o no te permite mantener un equilibrio sano entre tu vida personal y profesional, querrás intentar adquirir nuevos hábitos para trabajar mejor y más inteligentemente.

Voy a pedirte que pienses en las personas a tu alrededor que tienen prácticas laborales eficaces. ¿Qué cosas los hace eficaces y confiables? ¿Qué cosas puedes hacer TÚ que te hacen una persona eficaz y confiable?

El segundo elemento al que vamos a recurrir es el ritmo. Como probablemente sabes, los atletas y deportistas entrenan para cada competencia específica, ya sea una carrera larga o una corta, y lo hacen de manera diferente de acuerdo a los requerimientos de velocidad y resistencia para cada evento. Te propongo que pienses en tu trabajo como una competición. ¿Estás corriendo una maratón o una carrera corta? Si puedes determinar esto antes de comenzar cada proyecto podrás decidir el ritmo que necesitas establecer para no quedarte sin energías antes de tiempo y terminar la tarea con éxito (más acerca del ritmo en la página 31 de mi libro).

Si haces esto durante un tiempo, lograrás la consistencia necesaria para llegar a la meta siempre y sin agotarte. Así que adelante, piensa en un proyecto que te tomará algunas semanas, o incluso meses. Reflexiona por 15 minutos sobre cómo puedes marcar tu ritmo para poder llegar a los objetivos y las fechas límite sin perder el aliento. Establece las expectativas y trabaja en base a ellas cada día, concentrándote en el ritmo y en la sustentabilidad. Esta técnica te ayudará a completar tus tareas a un ritmo donde te sientas bien, con comportamientos sustentables que te llevarán a trabajar de forma consistente y de manera más inteligente.