Con los años, he tenido la oportunidad de hablar con profesionistas de distintas áreas y actividades, de los deportes a los negocios y hasta política. He notado que mientras más exitosos son, más dispuestos están a buscar recursos para continuar mejorando. Ellos trabajan gustosamente con instructores en distintas áreas, no solo aquella en la que son expertos, para poder crecer aún más partiendo de sus propios caminos de pensamiento.

Entonces, ¿de qué se trata este concepto del camino de pensamiento? Cuando realizas el mismo proceso de pensamiento una y otra vez, con el tiempo te obliga a continuar pensando de una manera particular, tal como un camino que ha sido marcado a través de un campo. Te sentirás incluso un poco asustado de ir por otro lugar, porque estás muy acostumbrado a este sendero, y siempre te llevará a los mismos resultados.   Sin embargo, si tu intención es lograr más cosas, tendrás que llegar hasta donde no habías llegado antes. Necesitarás estar consciente de tus caminos de pensamiento para poder expandirlos, o evitarlos definitivamente.

Para comprender tu propio camino de pensamiento, programa tu cronómetro a 15 minutos ahora mismo y haz el siguiente ejercicio: escribe al menos dos oraciones que creas que son verdaderas para cada una de las siguientes consignas:

La vida es…
El dinero es…
Los coaches/asesores ejecutivos son para gente que…
Las metas son…
La gente organizada es…
La gente que mejora es…

El objetivo es que tomes consciencia de tus caminos de pensamiento, para que eventualmente puedas cambiarlos y darles una orientación más positiva y eficaz (lee más acerca de esto en la página 84 de mi libro “Your Best Just Got Better”). Una vez que termines, considera tus respuestas. ¿Reflejan una naturaleza optimista o una perspectiva pesimista? ¿Puedes identificar alguna oportunidad en tus respuestas? Este ejercicio te da la oportunidad de evaluar si tus pensamientos se están interponiendo en tu camino para lograr más; una vez que veas cuál es tu posición con respecto a tu vida profesional y personal, estarás más dispuesto a actuar para dar inicio al proceso de cambio.

Yo creo realmente que el lugar donde estás actualmente en tu trabajo y tu vida es el resultado de tus pensamientos, tus creencias, y de cómo explicas el mundo que te rodea. Creer que algo es posible te permite involucrarte en el proceso para hacer que suceda, mediante el desarrollo de hábitos y la implementación de acciones que finalmente te ayudarán a alcanzar esas metas.